¿Dolor de cuello después de durar horas sentada enfrente del computador?

Tener mucho trabajo, estrés, cuidar los niños, deudas, las cosas no salen como tu querías causan un dolor de cuello increíble. A parte de mover el cuello circularmente ¿sabes qué más hacer? Tranquila, con el yoga aprenderás ejercicios prácticos y continúa con tu rutina normal.

Recuerda

Así sea que estés trabajando, en el celular, haciendo ejercicio, en el comedor comiendo, o compartiendo un momento divertido con tu familia o amigos.

Siéntate derecha, bien recta. Esto hará que te duela menos el cuello y no tendrás tanta presión.

Además, que causará

  • Desequilibrio que afecta la cintura escapular
  • Mucho encorvamiento causa el síndrome del manguito rotador
  • Dolor no sólo en el cuello también en los hombros, cintura, espalda. En todo lado

Aprende estos ejercicios y aplícalos todos los días

No olvides de respirar profundamente

Dandasana:

Tienes dos opciones: Sentarte en el suelo o en una silla. Sin importar donde te sientes debes tener tu columna recta, no te encorves ni nada de eso.

Ahora, tus manos deben estar en la cadera, las pones en el suelo o en la silla e inhala profundamente.

Después, tus hombros llévalos hacia el pecho y luego hacia arriba.

Finalmente, lleva tu cabeza hacia adelante y luego bájala hacia el pecho.

Repite este proceso varias veces.

Gomukhasana

Con la columna bien derecha en el suelo, estira el brazo derecho hacia arriba y el brazo izquierdo hacia abajo. Luego dobla los brazos, pero hacia la espalda entre los omóplatos, trata de tocarte los dedos y entrelazarlos.

Haz este movimiento suavemente y respira profundamente unas 8 veces.

Este ejercicio lo puedes hacer también con los brazos hacia adelante, entrelazando los dedos y estirándolos bien.

Virabhadrasana II

Ponte de pie, separa las piernas por lo menos un metro. Luego, gira tu pecho 45º, sube tus brazos con las palmas abiertas, estíralos, pero que queden de la misma distancia de los hombros.

A continuación, corre tu pie trasero más atrás hasta donde llega el final de los dedos de tus manos.

Después, alza tus brazos y la pierna que quedó hacia adelante la flexionas. (Sostén este movimiento mientras respiras entre 8 y 10 veces)

Purvottanasana

Esta posición es más elevada, pero es perfecta para estirar los músculos de tus hombros.

Siéntate en posición dansadana (Es decir, sentada en el suelo con la columna recta), luego pon tus manos en el suelo por las caderas.

A continuación, sube tus caderas lentamente y vas corriendo tus manos hacia donde queda la cabeza. (Lo sé es más complicado te dije)

Pero mientras logras hacer este ejercicio lo otro que puedes hacer es lo siguiente:

Acuéstate en el suelo, subes la cadera formando un arco y esta es otra forma mientras aprendes hacer el movimiento correcto

La tabla sobre antebrazos

Acuéstate boca abajo con los antebrazos en el suelo. Luego, viene lo más difícil…

Sube tu cadera, sí con los antebrazos en el suelo. Es como la anterior posición, pero al revés

Mantente así por lo menos 10 segundos. Cuando subes inhalas y al bajar exhalas. Repite este movimiento unas 3 veces.

¿Te duele mucho el cuello? Practica estos ejercicios

Referencia Bibliográfica

Yoga Journal. Edición No. 100. 03 de julio de 2018.

Deja un comentario